Tratamiento de conductas agresivas Oviedo

psicólogos en Oviedo y violencia. noticias mentis

Tratamiento de conductas agresivas Oviedo

770 497 admin

Psicólogos, tratamiento y terapia para el control de la ira y el manejo de la agresividad y la violencia en Oviedo

La importancia de los tratamientos psicológicos tempranos resulta evidente. Tratar conductas agresivas a tiempo es vital para la salud física y psicológica del individuo. Una intervención profesional en Oviedo  puede resultar decisiva en las alud mental. O al menos  paliar las condiciones determinantes de esa propensión a la violencia, antes de que lleguen a cristalizar.

En Mentis, como gabinete de psicólogos en Oviedo, somos especialistas en los tratamientos de conductas agresivas. Estamos acostumbrados a llevar a cabo tratamientos tanto de psicología infantil como en adultos que inciden en estos problemas. Recomendamos siempre una intervención temprana y a fondo del problema. Al menos en la medida en que esto sea posible. Y considerando siempre las dificultades de desarrollar una intervención psicosocial eficaz.

Las ira nos acompaña en las conductas agresivas, y al igual que ocurre con la alegría o el asco, se corresponde con una emoción presente de forma natural en el repertorio humano y por tanto tiene un valor adaptativo relevante. Así, bajo determinadas circunstancias, el experimentar una reacción de ira puede desencadenar en la persona conductas de defensa que le puedan poner a salvo de un peligro o agresión. El problema radica en la frecuencia con la que estos estallidos de ira aparecen, así como los objetivos que persiga la persona mediante su utilización, como puede ser el obligar a alguien a hacer algo que bajo otros medios no haría.

Desde la terapia de orientación cognitivo conductual, que contextualiza nuestra labor terapéutica, entendemos y sabemos que a través del cambio de nuestros pensamientos e interpretaciones de los sucesos que vivimos conseguimos un cambio en las reacciones emocionales y comportamentales y así estar en condiciones de minimizar y eliminar las reacciones de ira.

Terapia para el control de la ira y agresividad. Se han podido constatar las consecuencias negativas que la presencia de la ira acarrea en la vida de las personas que la experimentan con frecuencia:

  • Destrucción y perdidas de las relaciones personales y laborales
  • Agravamiento de la situación problemática en la medida en que la ira no contribuye a alcanzar los objetivos de forma adecuada
  • Un aumento de las agresiones
  • Desarrollo de otros problemas psicológicos y físicos como pueden ser depresiones, sentimientos de culpabilidad, baja autoestima, problemas cardíacos, de tensión arterial, digestivos, etc.
    Problemas físicos, como presión arterial alta, ataque al corazón. Problemas digestivos.

 

Tratamiento de conductas agresivas: la ira y agresividad en Oviedo

Los objetivos que se perseguimos en el tratamiento de la ira y de las conductas agresivas son los siguientes:

  • Problemas de agresividad
  • Mejorar el conocimiento sobre las emociones y en concreto sobre la ira para facilitar la comprensión del problema.
  • Conocer la naturaleza de la agresividad así como el ciclo que caracteriza su presencia en las relaciones humanas.
  • Dotar a la persona de técnicas de relajación para controlar la activación fisiológica y emocional asociada a la experiencia de ira.
  • Proporcionar estrategias externas y de control de pensamiento para reducir los estímulos y situaciones que actúan como desencadenantes.
  • Modificar los pensamientos y actitudes disfuncionales asociados a la ira
  • Desarrollar un patrón de pensamiento alternativo y funcional que permita poner en marcha conductas más adaptativas y la vivencia de emociones más ajustadas.
  • Aprender formas de comunicación asertiva de cara a sustituir la agresividad como forma de lograr objetivos.
  • Desarrollar un plan de prevención de situaciones futuras difíciles.

 

Existen distintos tipos de expresión de la ira, algunas de ellas pueden ser:

  • La conducta agresiva y violencia se utiliza como un recurso
  • Contención y explosiva
  • Agresión Explosiva.
  • La ira como defensa
  • La ira evitativa.
  • La ira asociada al desprecio
  • Pasivo agresivo

Hay muchos posibles detonantes por lo que la ira o la agresividad puede producirse, puede surgir como una respuesta a situaciones de miedo, inseguridad, por celos, por no saber cómo actuar o no poder controlar una situación, por sentirnos agraviados, etc. También puede ser una respuesta a la necesidad de controlar a los demás o no aceptar los hechos como son, cuando nos sentimos amenazados, humillados, etc. También puede generar enfados las situaciones pasadas vividas, como traumas, humillaciones, malos tratos sufridos, etc.

El consumo habitual de hachís u otros opiáceos, forma parte de ese cóctel. Así como el hecho de haber sido consumidor habitual de bebidas alcohólicas en edad infantil o durante la adolescencia. Así como el haber sufrido abusos de cualquier tipo. Todos estos factores pueden contribuir a hacer de nosotros personas violentas.

Tratamiento del trastorno explosivo intermitente en Oviedo

El trastorno explosivo intermitente supone episodios repentinos y repetidos de conductas impulsivas, agresivas y violentas, o arrebatos verbales agresivos en los que reaccionas con demasiada exageración para la situación. La violencia vial, el maltrato intrafamiliar, lanzar o romper objetos u otros berrinches temperamentales pueden ser signos del trastorno explosivo intermitente.

Los episodios agresivos pueden ser precedidos por o ir acompañados de lo siguiente:

  • Ira
  • Irritabilidad
  • Aumento de energía
  • Pensamientos acelerados
  • Hormigueo
  • Temblores
  • Palpitaciones
  • Opresión en el pecho
  • Los arrebatos verbales y conductuales están sobredimensionados y no se piensa en las consecuencias.

 

Lo cierto es que es un hecho recurrente y bien sabido. Las personas que sufren abusos en su infancia, reproducen esas conductas en la edad adulta. Pues es cuando alcanzan a su vez una situación de superioridad sobre otras personas. Pero el caso es que este estudio no hace más que verificar circunstancias que son el día a día de la psicología clínica. A mayor número de factores de riesgo padecidos las probabilidades de propensión a la violencia aumentan. Y más si esos factores afectan a las etapas tempranas del desarrollo vital.

Nuestra experiencia es que ningún problema psicológico que se deja sin tratar mejor, sino más bien al contrario. Por eso, cuanto antes, mejor. En algunos casos será necesario complementar estos objetivos con el tratamiento de la empatía, o la capacidad para ponerse en la situación del otro; la mejora de la autoestima; el incremento de las habilidades de negociación o el desarrollo de habilidades de afrontamiento de los problemas cotidianos y el estrés.

 

Si reconoces tu propio comportamiento en la descripción del trastorno explosivo intermitente, habla con el médico sobre las opciones de tratamiento o pídenos  una valoración  profesional en nuestro Gabinete de psicólogos en Oviedo para el tratamiento de la agresividad o de las conductas agresivas Oviedo.

Abrir chat
🌸TE PODEMOS AYUDAR🌸
Tu salud y estado emocional es lo primero. Por eso, además de atenderte en persona, podemos ayudarte a vencer tus miedos por videoconferencia.
--------

¿En qué podemos ayudarte?
Powered by