gabinete mentis

Depresion reactiva

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN REACTIVA?

768 496 admin

La depresión reactiva es uno de los trastornos del estado de ánimo más frecuentes. Es aquella que se produce como respuesta a un suceso externo. Podemos diferenciar entre dos tipos de depresiones, la endógena, causada por motivos biológicos y la reactiva, causada por motivos psicosociales.

Causas de la depresión reactiva

Como hemos dicho, se produce por causas externas. Situaciones estresantes e incontrolables que superan al paciente. Estas causas pueden ser la muerte de alguien cercano, bulling, cambios laborales o  de situación sentimental.

La manera de afrontar estas amenazas externas varía mucho según la persona afectada. Cada individuo tiene unos mecanismos de defensa diferentes. Lo que puede ser un suceso traumático leve para uno, para otro puede ser un golpe de destrucción emocional, difícilmente recuperable.

Síntomas

Detectar sus síntomas no es fácil. La depresión reactiva es compleja ya que la mayoría de síntomas no son exclusivos de este tipo de alteraciones. Para ello los síntomas se pueden dividir en varios tipos:

  • Síntomas Anímicos: La desesperanza y la tristeza es el síntoma más frecuente de este tipo de depresión. Los pacientes ven un futuro oscuro, lleno de desgracias y no ven que pueda ocurrir nada positivo nunca más. En los casos más graves, dicen no sentir nada. Sin embargo en los niños los síntomas cambian a irritabilidad, malas contestaciones o rabietas.
  • Síntomas Motivacionales: Estas causas hacen que el paciente pierda el interés en seguir realizando las actividades que más le gustaban. Deja de disfrutar de sus aficiones, hasta tal punto de perder la energía para levantarse de la cama pudiendo llegar a un estado de parálisis motora.
  • Síntomas Cognitivos: Como las acciones, el pensamiento también se ve ralentizado. Son incapaces de rendir con normalidad debido a falta de concentración. El pensamiento se vuelve negativo haciendo que la persona piense que no vale nada.
  • Síntomas Somáticos: Estos síntomas como el insomnio o el efecto contrario, quedarse dormido a todas horas, son más propios de la depresión endógena, pero también están presentes en la reactiva. También pueden aparecer dolores musculares o problemas de digestión.
  • Síntomas interpersonales: Como consecuencia de dejar sus aficiones de lado, el paciente también desatiende su vida social, perdiendo el contacto con sus amigos. Se produce un distanciamiento y aislamiento social debido a que las personas rechazadas terminan por cansarse.

Depresion reactiva1

Tratamiento para la depresión reactiva

Consiste en establecer un vínculo con el paciente, que la persona se sienta comprendida y acceda a recuperar sus aficiones progresivamente y recuperar la vida social. Además hay que intentar identificar los pensamientos negativos que afectan al paciente, pudiendo apoyarse en terapia farmacológica mediante antidepresivos. Por último se debe ayudar al paciente a afrontar  la situación estresante que haya detonado la depresión.

Si conoces o te encuentras en una situación de depresión reactiva, no dudes en ponerte en contacto con nuestro gabinete de psicólogos en Oviedo. Estaremos encantados de ayudarte.

Autoestima

¿BAJA AUTOESTIMA? APRENDE A QUERERTE

768 496 admin

¿Sabías que la baja autoestima está detrás de la mayoría de problemas emocionales y psicológicos? Tener una mala autoestima puede dificultar en las relaciones sociales o sabotearte a ti mismo para conseguir tus objetivos.

¿Qué es la autoestima?

Es cierto que todos tenemos una imagen mental de nosotros mismos. Una idea de cómo somos físicamente y psicológicamente. Todo ello forma un concepto mental desde nuestra infancia de quién y cómo somos.

Es muy importante para la capacidad de adaptación, superación y cambio. Creer en nosotros es fundamental para ponernos ante nuevas dificultades o aspiraciones. Si poseemos una baja autoestima, ésta puede paralizarnos volviéndonos pesimistas y desconfiados.

Síntomas de baja autoestima

Si sospechas que puedes tener baja autoestima, aquí te dejamos los primeros síntomas:

  • Pensar que nunca hacemos las cosas bien y los demás siempre las hacen mejor
  • No te motivas ante nuevos proyectos ya que crees que no vales nada
  • Crees que las cosas buenas que te han pasado han sido pura cuestión de suerte

Autoestima1

¿Podemos trabajar la autoestima en la terapia?

La respuesta es si. Es además, una de las principales demandas que recibimos por parte de nuestros pacientes. Trabajamos en estas áreas:

Área cognitiva

Consiste en revertir aquellos pensamientos distorsionados acerca de nosotros mismos. El papel de los pensamientos es muy importante, y es uno de los objetivos de esta terapia.

Área conductual

Trabajamos las habilidades sociales, los derechos asertivos… Buscamos que la persona aprenda a cuidarse y obtenga mayor sensación de utilidad.

Área emocional

Es importante trabajar sobre nuestras emociones así como analizar cómo nos vemos y cómo querríamos ser. Potenciaremos la amabilidad y cultivaremos la autocompasión.

Si lo deseas, nuestro equipo de psicólogos en Oviedo valorará tu caso en una primera visita y recomendará cuál es el tratamiento más adecuado para ti. Llámanos 649 534 069 | 620 893 703 | 985 243 806.

psicólogos en Oviedo para estrés y ansiedad

ESTRÉS Y ANSIEDAD ¿SON SIEMPRE MALOS?

1140 1138 admin

El estrés y la ansiedad ¿amigos o enemigos?

La mayor parte de las consultas que tienen lugar en nuestra gabinete de psicólogos en Oviedo están relacionadas de algún modo con el estrés o la ansiedad. Es cierto que para quien las padece, no son situaciones generalmente agradables, pero ¿son tan perjudiciales como parecen? Combatir el estrés y la ansiedad son hoy una de las principales tareas para las que son requeridos los psicólogos. Pero hay que saber cómo y cuándo hacerlo.

A veces son útiles, otras veces se retroalimentan.

Por lo general, la gente considera el estrés y la ansiedad como conceptos negativos. Y hay razones para ello. Pero aunque tanto el estrés como la ansiedad pueden alcanzar niveles insalubres, los psicólogos saben desde hace tiempo que ambos son inevitables. Son situaciones asociadas al mero hecho de vivir, y fruto de la evolución del ser humano. Y esto tiene una razón de ser. Y es que a menudo desempeñan un papel útil y no perjudicial en nuestra vida diaria, como ha puesto de manifiesto una ponencia en la convención anual de la American Psychological Association.

Por ejemplo, para la psicológa Lisa Damour, ambas situaciones pueden verse invlountariamente potenciadas. De hecho, muchas personas se sienten estresadas anticipadamente. Sufren estrés por la mera perspectiva de verse sometidos a una hipotética situación de estrés.  Y otras sienten verdadera ansiedad ante el riesgo potencial de sufrirla. Esto incrementa los niveles de estos padecimientos, y potencia sus efectos adversos. De esta forma, cuando la persona busca atención psicológica, el estrés y la ansiedad ya han alcanzado niveles verdaderamente dañinos.

¿Hay un estrés bueno?

El estrés suele ocurrir cuando las personas actúan al límite de sus capacidades. O cuando se ven obligadas por las circunstancias a superar sus niveles de competencias habituales. También es importante entender que el estrés puede ser el resultado de eventos buenos y malos. Por ejemplo, tener problemas en el trabajo es estresante. Pero también lo es traer un bebé a casa por primera vez.

“Es importante que los psicólogos compartan nuestros conocimientos sobre el estrés con un público amplio: que el estrés es un hecho en la vida diaria, que trabajar al límite de nuestras capacidades a menudo construye esas capacidades y que los niveles moderados de estrés pueden tener una función estimulante, lo que conduce a una resiliencia superior a la media cuando nos enfrentamos a nuevas dificultades”.

Cuando la ansiedad puede sernos útil

La ansiedad también tiene una mala reputación innecesaria, según Damour.

“Como todos los psicólogos saben, la ansiedad es un sistema de alarma interna, probablemente transmitido por la evolución, que nos alerta de amenazas tanto externas -como un conductor que se desvía en un carril cercano- como internas -como cuando hemos postergado algo demasiado tiempo y es hora de empezar a trabajar”.

Ver la ansiedad como algo a veces útil y protector permite a las personas hacer buen uso de ella.

Eso no significa que el estrés y la ansiedad no puedan ser perjudiciales, lógicamente. El estrés puede volverse insalubre si es crónico (sin posibilidad de recuperación) o si es traumático (psicológicamente catastrófico).

En otras palabras, el estrés causa daño cuando excede cualquier nivel que una persona pueda razonablemente absorber o usar para desarrollar sus habilidades psicológicas. De la misma manera, la ansiedad se vuelve malsana cuando su alarma no tiene sentido. A veces, la gente se siente rutinariamente ansiosa sin razón alguna. En otras ocasiones, la alarma está totalmente fuera de proporción con la amenaza, como cuando un estudiante tiene un ataque de pánico por una prueba menor.

¿La infelicidad es una enfermedad?

¿Qué sabemos de la felicidad?. En nuestra consulta de Oviedo solemos tratar a personas que confunden las insatisfacciones o contrariedades habituales de la vida con la depresión. Pero no siempre es así. Ciertamente, el estrés y la ansiedad sin tratar pueden causar un daño moral persistente. Pero también pueden contribuir a una serie de padecimientos psicológicos y médicos adicionales, como la depresión o un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular o incluso de padecer cáncer. Por eso es importante abordarlos oportunamente.

En esta ponencia, Damour también instó a los psicólogos a tomar un papel activo y realista contra los mensajes de la llamada ” industria de la felicidad”. Un complejo de compañías centradas supuestamente en el bienestar personal,  que propalan la idea de que la gente debe sentirse tranquila y relajada la mayor parte del tiempo. “Si tienes la impresión de que siempre debes estar alegre, tu experiencia del día a día puede terminar siendo bastante miserable”, comentó. Algo con lo que no podemos dejar de estar de acuerdo en Gabinete Mentis.

psicólogos en Oviedo analizan la naturaleza del mal

¿HAY PERSONAS MALAS POR NATURALEZA?

770 497 admin

Los malos siempre son los otros

Hablar de la naturaleza del mal es algo que se corresponde más con la labor de filófosos o moralistas que con lo que cabría esperar de un gabinete de psicólogos en Oviedo. Sin embargo, en Mentis, no podemos sino hacernos eco de algunas interesantes reflexiones publicadas recientemente en El País por la psiquiatra Lola Morón.

Según estas aproximaciones a la naturaleza del mal, lo que tienen en común todos los malvados es una sóla cosa. Una cosa que destaca por encima de las demás: su vanidad. Esa prepotencia que les hace sentirse diferentes a los demás y, por lo tanto, les imposibilita para empatizar con aquellos que sufren por su culpa. Pero eso no significa que nosotros mismos no podamos ser malos. O actuar de un modo malvado en según qué ocasión.

¿Hay seres inclinados al mal?

Desde el punto de vista psicológico, las categorías del bien y el mal son demasiado amplias. Se presentan como generalizaciones que precisan de mucha concreción. Para un psicólogo el reto no es tanto clasificar a las personas como evaluar sus mecanismos de pensamiento y emociones. Y no es que por tradición los psicólogos hayan renunciado a estudiar los diferentes tipos de personalidad. Es que afirmar que alguien es sencillamente malo constituye una expresión demasiado reduccionista incluso para unos simples psicólogos en Oviedo. Por supuesto, esto no implica negar el carácter perverso de numerosas acciones llevadas a cabo tanto por los malvados ilustres de la historia. Ni la sorprendente capacidad del ser humano para perjudicarse a sí mismo y a sus congéneres hasta límites insospechados.

Es una cuestión de opciones

En el desarrollo de la personalidad y la configuración de nuestro carácter influyen muchos factores. Herencia genética, experiencias vividas, pero también decisiones. Y eso es algo que a los psicólogos nos gusta analizar,. En ciertas encrucijadas vitales, o momentos puntuales, el ser humano debe decidir. Y optar siempre significa renunciar a algo. Esas decisiones se va construyendo nuestra personalidad y dejamos atrás la infancia para convertirnos en adultos y adentrarnos en la madurez. Afrontar los resultados, deseados o no, lidiar con ellos, adaptarnos o rebelarnos para cambiarlos cuando es posible. Eso es crecer. Pero renunciar a algo, cuando ese algo supone permitir o provocar un mal objetivo a los demás, es lo que construye una personalidad inclinada al mal. El orgullo de ser diferentes justificaría los efectos, colaterales o directos, de nuestras decisiones cuando éstas perjudican a nuestros semejantes.

El mal como algo banal o como expresión individual

La banalidad del mal es un concepto elaborado por la filósofa Hannah Arendt. Algo atestiguado a la vista de la reacción de algunos jerarcas nazis enfrentados a las consecuencias de sus actos abominables, es algo difícil de ser explicado. Pero al mismo tiempo tranquilizador. El malvado actúa por simple sumisión las órdenes de otros, sin una intención específica. Pero esto no es lo habitual. La mayoría de los seres realizan acciones malvadas movidos por sus pulsiones, impelidos por su egoísmo y desoyendo cualquier tipo de remordimiento o escrúpulo, en un ejercicio plenamente individual. Ahí no cabe culpar a terceros.

Para conocer algo más acerca de la naturaleza del mal y cómo nos justificamos ante ella os aconsejamos leer el artículo citado, sobre lo que nos une y lo que nos separa respecto a los grandes malvados de la historia.

terapia de pareja en casa

TERAPIA DE PAREJA EN CASA

768 512 admin

Es bien sabido que en cualquier relación de pareja se pasan buenos y malos momentos. Estos últimos, se superan siempre que la pareja esté unida. Pero por desgracia, esto no siempre sucede.
En muchas ocasiones, se produce un estancamiento del que cuesta salir a flote. Cometemos los mismos errores una y otra vez y pensamos que la situación no tiene arreglo. Es el momento de acudir a un psicólogo que nos ayude.

En nuestro gabinete de psicólogos en Oviedo, realizamos terapia de pareja analizando las situaciones que generan los conflictos y buscando soluciones de forma dinámica y ágil.

Pero ¿también se puede hacer terapia de pareja en casa?

Por supuesto. A continuación os ofrecemos algunos ejercicios que os servirán de mucha ayuda y reforzarán posterior terapia de pareja en la consulta.

Cariño, admiración y respeto

Pilares fundamentales para una relación duradera. Debemos compartir nuestra vida con una persona digna de respeto y cariño. Es algo esencial para la estabilidad y equilibro de la pareja.

Adopta una actitud pacífica en las conversaciones

¿Sabías que el 40% de las parejas se divorcia debido a las peleas? Los planteamientos violentos hacen que la persona se abrume generando un conflicto mayor en la conversación.

Conserva la pasión

La cercanía en los momentos cotidianos es fundamental. Debemos hacer saber a la otra persona el afecto que le tenemos demostrándoselo con caricias o detalles.

No intentes cambiar a tu pareja

Ponte en el lugar de la otra persona e intenta buscar soluciones. Míralo desde otro punto de vista en lugar de pensar que siempre tienes la razón.

Si tienes problemas de pareja, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Gabinete Mentis, nuestro equipo está especializado tanto en terapia de pareja como terapia sexual. Ponte en contacto con nosotros y solicita tu cita. ¡Te ayudaremos!

Terapia de pareja

Victimismo cronico

¿CÓMO RECONOCER EL VICTÍMISMO CRÓNICO?

768 496 admin

¿Notas que algunas de las personas que te rodean se pasan el día quejándose? El victimismo crónico afecta a aquellas personas que ven una realidad en la que todo lo que les ocurre, es culpa de los que están a su alrededor.

Su forma de ver las cosas cae una y otra vez en el victimismo, sin ningún control. No son capaces de hacerse responsables de sus actos y echan la culpa a los demás. Ven las situaciones desde una perspectiva victimista sin darse la oportunidad de mejorar su situación.

¿Qué rasgos de personalidad describen a una persona con victimismo crónico ?

Distorsión de realidad. Su forma de percibir la realidad es diferente. Lo que ocurre es siempre culpa de otras personas.
Autocrítica. No son autocríticos consigo mismos. No juzgan sus propias acciones al no considerarlas su responsabilidad.
Invención. Pueden llegar a inventarse explicaciones culpando a otras personas de lo que no son capaces de asumir.
Egocentrismo. Sus conversaciones suelen ser monotemáticas. Hacen una lectura de su vida de forma dramática, asumiendo su condición de víctima.
Manipulación emocional. Son expertos en manipular los sentimientos ajenos. Mientras más cercana y conocida sea la persona, más podrá manipularle. También lo hacen inconscientemente. Dan por hecho que los demás tienen que prestarle ayuda. Utilizan todas las técnicas posibles, y en la mayoría de las ocasiones, de manera inconsciente.

Victimismo cronico

¿Existe alguna persona así en tu entorno?

Si conoces alguna persona así, lo primero que debes saber es que no debes reforzar su conducta. Tampoco enfrentarte a ella, pero no darle respuesta a sus lamentaciones dándole inconscientemente la razón y no dejes que te haga sentir culpable de sus problemas. En nuestro gabinete de psicólogos en Oviedo, contamos con un equipo de profesionales dispuestos a ayudarte. Ponte en buenas manos y pide tu cita a través de nuestra página web o llámanos al 985243806 – 620893703 – 649534069. Te esperamos.

Consejos para decir no

CÓMO DECIR QUE “NO”. LAS CLAVES

768 496 admin

Nos ha pasado a todos. A veces no sabemos decir que “NO” de la forma más adecuada y nos vemos inmersos en situaciones desagradables. Pudiendo en ocasiones hacernos sentir mal por hacer cosas que no deseábamos. Y es que, es humano sentir inquietud ante dar una negativa por el temor que nos despierta el rechazo o el enfado de los demás.

Cómo decir que “NO”

En este artículo os proporcionamos unas claves que uséis este monosílabo. Lo primero de todo es ser conscientes de las ventajas que tiene el saber decir “NO” y que negarnos es un derecho.

Cuando decimos que no, estamos marcando nuestros límites y sentimientos. Estamos tomando las riendas de nuestra vida siendo quienes decidimos por ella y evitando que los demás se aprovechen de manera consciente o inconsciente de nosotros. Autoafirmarse es importante. Si decimos “NO” en el momento adecuado lograremos que en el futuro nos hagan peticiones que no que no queremos hacer.

Consejos para decir que “NO” adecuadamente

1. Una escucha activa.

Una escucha atenta ayuda poder contestar a la petición de forma adecuada y sin caer en excusas innecesarias. A no ser que sea una situación muy extrema es desaconsejable el “NO” rotundo sin explicaciones. En muchas ocasiones resulta incluso ofensivo. Basta con dar una explicación concisa y amable, lo suficientemente explícita para que se note nuestra firmeza y no haya lugar a desagradables insistencias. “Lo siento, no puedo dejarte el coche, lo voy a necesitar yo”

2. Sugerir diferentes opciones.

Es positivo, en la medida de lo posible sugerir otra solución alternativa ante las peticiones. “Lo siento, no puedo dejarte mi portátil pues lo voy a usar yo, pero creo que en la biblioteca tienen ordenadores para su uso”

3. Guardar silencio.

Cuando alguien nos pide algo a lo que no queremos asentir, guardar un silencio de dos o tres segundos puede ser lo más adecuado. Nuestro interlocutor se sentirá con la obligación de dar una respuesta alternativa a su petición sin falta de obligarnos a expresar nada.

Consejos para decir no

-¿María, puedes quedarte con mi perro durante estas vacaciones?
-…
-¿?
-Bueno, quizás sea mejor que lo deje con mis padres.
-Si, yo tengo demasiado jaleo en esas fechas.

4. Consultar la agenda.

Es útil y fácil. Siempre podemos echarle la culpa a la agenda. Incluso aunque hayamos dicho que “SI” a algo, siempre podemos retrotraernos indicando que nos es imposible por motivos de agenda. No es la mejor opción pero si una opción.

5. Casi todo vale.

Lo más importante es tener claro que decir que “NO” es nuestro derecho y que de un modo u otro, por miedo al enfado de los demás no debemos ceder a sus peticiones. Nuestras decisiones han de estar bajo nuestro control y si a los demás no les gustan es menos grave que si nos sentimos en contradicción con nosotros mismos.

Como psicólogos en Oviedo, sabemos que en un principio puede costar. Pero a medida que vamos practicando, poco a poco será mucho más fácil ponerlos en marcha. Si es tu caso o conoces a personas que no sepan decir que no, ayúdales mediante estos consejos o ponte en contacto con nosotros. ¡Pon límites!

Consejos para decir no

psicología en Oviedo y running. Gabinete Mentis

RUNNING: LA PSICOLOGÍA DEL CORREDOR

770 497 admin

Psicología y running en Oviedo

Correr en Oviedo supone disfrutar de múltiples espacios apropiados para ello. El Parque San Francisco, el Parque de Invierno, Fuso de la Reina o el Parque Purificación Tomás son lugares perfectos. Desde nuestro gabinete de psicología en Oviedo hemos atendido a muchos pacientes que han incorporado el running a sus rutinas, y su influencia en el bienestar general siempre suele ser positiva. Es evidente que desde el punto de vista psicológico el running aporta muchos beneficios.  Y sin duda se trata de una de esas actividades que contribuyen a preservar o restaurar nuestro equilibrio emocional.

Más allá de la consabida liberación de endorfinas que implica este tipo de actividad física, sus ventajas son múltiples. Sus efectos relajantes, la práctica al aire libre y el estado de liberación mental que propicia, la convierten en un medio de superación de dificultades psicológicas. E incluso una herramienta para combatir situaciones de estrés, ansiedad y padecimientos similares. No como parte, quizás, de un tratamiento psicológico en sentido estricto, pero sí como un factor que contribuye a atenuar o paliar los efectos de dichas situaciones de malestar.

Cualquier psicólogo advierte además los efectos positivos que se dan al correr o practicar running con cierta frecuencia. La actividad física  exigente permite a nuestra mente descargarse del lastre de pensamientos negativos, obsesiones y miedos. Pues estos suelen pasar a segundo término, desplazados por sensaciones más primarias. Es más, al correr nuestra mente queda liberada de las rutinas habituales de pensamiento. Se trata de asociaciones mentales o pensamientos que se encadenan inconscientemente en nuestra actividad diaria. Al correr podemos alcanzar un estado mental de abstracción plena o de ausencia casi total de pensamiento consciente. O cuando menos de pensamiento lateral o aleatorio que favorece la higiene mental.

Por otra parte se ha puesto de manifiesto por muchos psicólogos el carácter preventivo de la depresión que una rutina deportiva sostenida aporta a los individuos. Y más aún cuando la actividad física se desarrolla en grupo, un factor favorecedor de la autoestima.

Finalmente, como cualquier gabinete de psicología en Oviedo, también hemos tenido ocasión de conocer algunos efectos perniciosos de la actividad física. Especialmente cuando esta deviene en excesiva u obsesiva.  Su práctica por lo común exige autodisciplina, pero también proporciona cierta recompensa cuya búsqueda, llevada al extremo, puede generar dependencia. O fomentar el abandono de nuestras relaciones sociales, llegando a convertirse en una especie de anestesia emocional que tampoco es buena. En Mentis conocemos las posibilidades de muchos tratamientos en psicología para adultos. Pero no desdeñamos todo aquello que sirva para hacernos sentir mejor. Si tienes cualquier pregunta o algún problema, no lo dudes, llámanos.

Psicólogo en Oviedo. Adicción al juego

¿MI HIJO ES ADICTO A LAS APUESTAS DEPORTIVAS?

768 509 admin

Psicólogos en Oviedo

Desde hace unos años hasta ahora, como psicólogos en Oviedo somos conscientes de que la publicidad sobre el juego y especialmente las apuestas deportivas ha aumentado de manera aplastante. Debido a esto, los valores consumistas y competitivos se han ido potenciando crecientemente.

Estas apuestas ya no son sólo de manera online. Cada vez están abriendo más locales dedicados única y exclusivamente a las apuestas deportivas. Esto supone una mayor accesibilidad al juego y, por tanto, una mayor ludopatía, especialmente entre la población joven.

Si como padre, sientes preocupación acerca de si tu hijo puede estar realizando este tipo de acciones, no te preocupes. A continuación, os facilitamos una serie de señales para detectar si tu hijo tiene un problema con el juego:

• Inquietud o irritabilidad al intentar interrumpir o detener el juego.
• Perder relaciones personales, oportunidades educativas o profesionales por el juego.
• Jugar con cantidades grandes de dinero.
• Confiar en que las personas de su entorno solucionen su situación económica causada por el juego.
• Mentir o engañar a familiares, amigos, profesionales.
• Preocupación constante sobre los resultados del juego.
• Perder relaciones personales, u oportunidades educativas o profesionales por el juego.
• Volver al día siguiente a recuperar el dinero perdido.
• Cometer actos ilegales para poder financiar el juego.

Si crees que alguien de tu entorno puede estar sufriendo este tipo de situación, desde nuestro gabinete de psicologos te recomendamos acudir a un especialista para obtener toda la información y ayuda que necesite. Es muy importante detectar este tipo de problemas a tiempo para poder solucionarlos lo antes posible.

Ponte en contacto con nosotros. Confía en Psicólogos Mentis.

Psicólogo en Oviedo. Adicción al juego

Psicólogo en Oviedo. Burnout

¿QUÉ ES EL BURNOUT?

768 509 admin

Psicólogos en Oviedo

¿Tú trabajo te provoca estrés continuado? ¿Sientes poco apoyo por parte de tus compañeros? ¿Te exiges/exigen mucho en el trabajo? ¿Experimentas la sensación de que nunca tienes tiempo y se te acumulan las tareas? ¿Nunca es suficiente? Quizá padezcas Burnout y por eso, como psicólogos en Oviedo te explicamos qué es y cuáles son sus síntomas.

El Burnout o síndrome del quemado no es más que un desarreglo que se produce a nivel laboral como resultado del estrés crónico o continuado. Quien lo padece siente que no tiene tiempo suficiente. Siente que se le acumula el trabajo y que por más que hace no puede llevar a cabo como quisiera su responsabilidad.

Dicha carga profesional ocasiona también un gran peso emocional y suelen padecerlo personas inseguras, muy autoexigentes, que no saben decir que no. En concreto, personas que se dedican profesionalmente al cuidado de la salud y docentes, aunque podría sucederle a cualquier persona con distinta profesión.

Sus principales síntomas son:

  • Sentirse agotado o abatido constantemente. El cúmulo de tareas dificultan que la persona pueda desvincularse de su trabajo cuando no está en su horario. Incluso, haciendo horas extras en su casa. Este agotamiento puede derivar en estados de ánimo depresivos, apatía y ausencia de actividad.
  • Sensación de derrota. Sentirse agotado porque nunca es suficiente. Bien por que profesionalmente te exigen/exiges mucho o porque no hay tiempo para acabar dicha labor. Esto acaba provocando la sensación de sentirte una persona fracasada ya que no cumples las expectativas ni se llega a los objetivos marcados.
  • Estado de nerviosismo constante. Nudo en el pecho, palpitaciones, respiración acelerada aunque se esté en reposo, etc.
  • Irritabilidad elevada provocado por el estrés y las altas exigencias.
  • Insomnio, falta de apetito o ingesta compulsiva.
  • Falta de concentración y bajo rendimiento. Se producen olvidos, despistes y bajo rendimiento como consecuencia de esa falta de atención e hiperactividad.
  • Problemas de comunicación. La persona no sabe decir que no, se sobrecarga y evita el conflicto.
  • Abuso de psicofármacos o sustancias que aparentemente le ayudan a despejar o relajarse.
  • Problemas físicos. Aumento o pérdida de peso, úlceras, migrañas, desórdenes gastrointestinales, problemas cardiovasculares, etc
  • Bajas laborales y/o pérdida del trabajo. Esta situación es difícil aguantarlo durante mucho tiempo, por lo que la persona acaba necesitando una baja laboral o dejar el trabajo.

Si crees que puedes padecer este síndrome, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Psicólogo en Oviedo. Burnout